New Holland T7 Heavy Duty, una prueba diferente

New Holland T7 Heavy Duty, una prueba diferente

Rememoramos la divertida prueba que hizo Coches.net con el New Holland T7 290 Heavy Duty

"Hoy probamos un biplaza, con motor diésel de 1.000 Nm, tracción total y caja de cambios automática de última generación. Más de uno podría pensar que estamos hablando de un cupé de una marca alemana Premium… 

Premium sí que es, puesto que este es uno de los mejores vehículos agrícolas del mercado, hablo del New Holland T7 290 Heavy Duty. Un tractor de 13 toneladas de peso que cuesta 260.000 euros.

Además de comprobar sus virtudes en campo, su hábitat natural, en las instalaciones que New Holland tiene muy cerca de Segovia, también lo condujimos en camino, carretera y ciudad.

Fruto de una larga tradición

New Holland fue fundada en la localidad de New Holland (Pennsylvania) en 1895.

Los orígenes de la compañía se remontan a 1895 cuando fue fundada en New Holland, Pennsylvania(Estados Unidos), de ahí su nombre. Ya en el Siglo XX, en la década de los 70 para ser exactos, Sperry Corporation compró New Holland. 

Ford Motor Company fue el siguiente propietario de la marca en 1986 y en 1991 pasó a manos de FIAT. En esta última etapa fue cuando se unieron FIAT Industrial, Case y New Holland para formar el conglomerado industrial CNH Industrial.

La industria del automóvil ha evolucionado mucho desde el Pattentwagen de 1886. La de la maquinaria agrícola también ha avanzado a pasos agigantados. Sin embargo, al igual que los coches, los tractores mantienen la receta tradicional en lo que a arquitectura básica se refiere.

El color azul es una reminiscencia del pasado Ford de la marca.

A simple vista impone, no en vano, es el modelo con el diseño más impactante de la gama. El único color disponible es el azul, una reminiscencia del pasado Ford de la marca, aunque existe en opción otra tonalidad azul, el azul Maserati.

Las medidas son colosales. 5,7 metros de largo, 2,8 metros de ancho y 3,3 metros de alto. Cuando te lo miras de cerca es lo más parecido a estar junto a un Big Foot o un Monster Truck.

1.000 Nm de par

Su motor de 6 cilindros declara 290 CV y 1.000 Nm de par.

El motor da forma al vehículo, un bloque de 6 cilindros en línea con 6,7 litros, inyección common-rail y turbo de geometría variable. Quizás los 290 CV de potencia máxima no parezcan nada del otro mundo, pero los más de 1.000 Nm sí que son una auténtica barbaridad.

Al motor se encuentran anclados la cabina, la transmisión, el eje delantero y el eje trasero. Aquí no hay chasis de largueros y travesaños como en un Toyota Hilux o un chasis monocasco al estilo de un FIAT Panda. El motor es el que da sustento a todos los componentes del vehículo.

La cabina cuenta con lo último en confort: asiento con amortiguación integrada, climatización y un panel de control conocido como Side Winder mediante el que podemos gestionarlo prácticamente todo.

Junto a las escaleras de acceso vemos el depósito de gasoil con una capacidad de 670 litros.

Para subir a bordo toca trepar por una escalera. Una vez dentro te encuentras con una columna de dirección regulable tanto en profundidad como en altura y un asiento sumamente cómodo. 

Se arranca con una llave muy parecida a la que FIAT usaba hace años en sus utilitarios como los Punto de primera y segunda generación. Eso es muy fácil, lo que ya no lo es tanto es ponerlo en movimiento.

Antes de lanzarme a probarlo recibí una clase rápida por parte de Vicente Fernández, Responsable de Marketing de New Holland España. Aquí hay muchos más controles que un volante, tres pedales y una palanca de cambios.

Con esta consola bautizada como Side Winder podemos controlarlo prácticamente todo.

En la consola Side Winder además de la pantalla táctil hay dos mandos tipo Joystick y un sinfín de botones. Cuando ves todo esto por primera vez sueltas esa frase mítica del presentador de TV Jordi Hurtado: “¡Hay que ver, menudo lío!”

En la piña del volante hay un mando satélite que permite seleccionar la posición de Parking, hacia delante o hacia atrás, al estilo de lo que sería la palanca de un coche automático. 

A la izquierda del asiento del conductor hay una segunda plaza, sin amortiguación, que en nuestra prueba fue usada por Crator.

Una vez seleccionamos marcha hacia delante el tractor se queda quieto. Hasta que no escojamos qué límite de velocidad queremos en la pantalla táctil y accionemos el Joystick principal, el de color gris, o el pedal derecho no nos vamos a mover de sitio.

También podemos acelerar con el pedal derecho pero en campo es mucho más cómodo controlarlo con el mando. Uno de los botones naranja del Joystick permite cambiar de preselección de límite de velocidad, con una rueda también de color naranja puedes subir o bajar la velocidad límite. 

Puedes controlarlo con un Joystick

Con la pantalla táctil de la derecha puedes seleccionar el límite de velocidad y un sinfín más de parámetros.

Para acelerar tan solo hace falta empujar el Joystick hacia delante, para frenar lo volvemos a echar para atrás. El límite de este tractor estaba fijado en 52 km/h para trabajar en campo. En carretera casi mejor usar el pedal. Ya se sabe, para gustos colores.

Por reglamentación en nuestras carreteras los vehículos agrícolas no pueden pasar de 40 km/h. En Noruega, país originario de Schibste nuestra compañía, los tractores pueden circular en carretera hasta 65 km/h.

Por ley en España los tractores no pueden superar los 40 km/h en carretera, en Noruega, país de nuestra compañía Schibsted, el límite asciende a 65 km/h.

Jamás habría pensado que sería tan fácil conducir un vehículo de semejante tamaño y peso. La posición de conducción elevada, junto a la amplia superficie acristalada que envuelve a la cabina aportan una gran visibilidad.

La dirección ofrece un alto nivel de asistencia con lo que no cuesta maniobrar. La primera parte del trayecto de pruebas lo realicé por un camino sin asfaltar. Aquí la amortiguación del asiento es clave para garantizar un alto nivel de confort.

El día anterior a la prueba había circulado por el mismo camino al volante de un Mercedes-Benz G 350d y puedo decir que la experiencia al volante entre ambos vehículos muy distinta

Los neumáticos traseros son XXXL, las llantas de 38" calzan unos Michelin Axiobib con medidas 300/70 R38.

En el T7 las inercias son mucho mayores pero tanto los neumáticos talla XXXL como la tracción total aportan una gran capacidad de tracción. Más de uno se sorprendería de lo rápido que puedes llegar a trazar una curva con semejante aparato.

Incluso sobre esta superficie irregular es fácil frenar. Con mover el Joystick hacia detrás el New Holland se para en menos de lo que canta un gallo. Cuando llevas 13 toneladas es bueno saber que puedes detenerlas de forma rápida.

En carretera secundaria con asfalto en perfecto estado es sumamente cómodo. No tiene ningún secreto, seleccionas el límite de velocidad a 40 km/h y le das al Joystick a fondo. 

Circular a 50 km/h en campo abierto con las presión de los neumáticos algo más elevada de lo habitual es parecido a ir a 200 km/h por la Autobahn en un Clase G.

Es en este momento, cuando vas a 40 km/h, que sabes lo que sienten todos aquellos agricultores que alguna vez te has encontrado circulando por la carretera. Aquí es cuando sientes esta sensación de coche obstáculo del TCR.

Un motor como el de este T7 podría alcanzar unas prestaciones muy superiores, lamentablemente la reglamentación no lo permite. En campo abierto a 50 km/h hay que echarle valor. ¡Parece que vayas a 200 km/h!

Los neumáticos 710/75 R42, sí habéis leído bien llanta 42”, contaban con una presión algo superior a la habitual para ofrecer un mejor confort en carretera. Por el contrario, con esta cantidad de aire en las ruedas en campo rebotaba algo más de lo habitual.

Aparca "casi" como un Smart

Con sus casi 3 metros de ancho no es precisamente un Smart, pero es casi tan fácil de aparcar como el utilitario por la buena visibilidad que ofrece.

No es precisamente un Smart, la cota de anchura del T7 Heavy Duty (2,8 metros) es 10 cm mayor que la de longitud del utilitario de Daimler. Aún así este New Holland se mueve con bastante soltura en ciudad.

En las calles de Turégano tuve incluso la oportunidad de aparcar contra la acera. La visibilidad es muy buena, a la vez que el mando Joystick permite acelerar con una suavidad y un grado de precisión extremos.

Podríamos ir desde Barcelona hasta Madrid con un depósito, eso sí, a 40 km/h como mínimo tardaríamos 15 horas. Sin contar las paradas a descansar...

El rango de uso habitual para un tractor como este son 12 horas si trabajamos a fondo sin parar en campo. En carretera aprovechando su capacidad de remolque podría aguantar hasta 25 horas.

Para que nos entendamos, con su depósito de 670 litros de gasoil podríamos viajar desde Barcelona hasta Madrid sin repostar, eso sí, a 40 km/h tardaríamos un mínimo de 15 horas, sin contar la de veces que pararíamos a tomar café, pasar por el baño y a echar un descanso.

En campo como pez en el agua

El hábitat natural del New Holland T7 290 Heavy Duty son el campo y los caminos sin asfaltar.

Su hábitat natural es el campo, no importa lo irregular que esté la superficie del terreno. Tanto la suspensión del tractor como la del asiento hacen auténticas maravillas. Puedes pasar horas y horas circulando a buen ritmo y nunca te cansarás ni notarás ningún tipo de dolor de espalda.

Qué decir de su sistema de transmisión. Es una auténtica pasada. El sistema AutoCommand permite fijar una velocidad y el propio tractor se preocupa de alcanzarla, ya sea en la marcha que él crea que es la más conveniente para cada situación o bien la que nosotros seleccionemos en función de nuestras necesidades.

En resumidas cuentas

Antes de conducir vehículos tan especiales como estos merece la pena recibir una formación específica como la que imparte New Holland en su campus de Segovia.

De esta prueba diferente me quedo con lo fácil que es maniobrar con este New Holland T7 Heavy Duty. La cabina es sumamente amplia, el asiento extremadamente confortable y el climatizador va de cine. En campo va de cine y sobre el asfalto para tener 13 toneladas se defiende con gran soltura.

También me ha quedado claro que es importante recibir una formación específica para aprender a conducir maquinaria agrícola. Poder hacerlo en un entorno seguro y controlado como el New Holland Camp de Segovia ha sido todo un lujo."

La serie T7 HD de New Holland la componen los modelos T7.290 y T72.315 si quieres saber más siguemé 

ITTCM93 - 15 de marzo de 2018

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Le recordamos que al navegar por este sitio y/o el panel de control está aceptando el uso de cookies y la política de privacidad.

Acepto